Expertos

Hemeroteca

 

DIABETESFEDE Nº 4- Pág. 24

 

 

Los cuidados en los pies para las personas diabéticas

 

Las personas con diabetes son propensas a tener problemas en los pies debido a que las complicaciones de esta enfermedad pueden ocasionar daño a los vasos sanguíneos y los nervios. Por ello es necesario tomar precauciones con el calzado y los calcetines o medias para poder tener una mejor calidad de vida. Existen ya unos consejos que no por sabidos no es necesario recordar sobre los calcetines y zapatos.

 


CONSEJOS SOBRE LOS ZAPATOS Y LOS CALCETINES

l Controlar el interior de los zapatos en busca de áreas ásperas o pedazos desprendidos que puedan causar irritación.

 

l Cambiar de zapatos después de 5 horas de uso en un día, para alternar los puntos de presión.

 

l Evitar el uso de sandalias de tiras o de calcetines con costuras que puedan causar puntos de presión.

 

l Usar a diario medias limpias y secas o medias de nylon no ceñidas, ya que éstas suministran una capa adicional de protección entre el zapato y el pie.

 

l Elegir calcetines gruesos que no ejerzan l Usar zapatos que protejan los pies de lesiones en todo momento. De otro modo, si la persona tiene problemas de visión y menos capacidad para detectar el dolor, es posible que no note cortaduras o protuberancias menores.

 

l Proteger los pies con zapatos cómodos, que ajusten adecuadamente. Nunca se deben comprar zapatos que no

tengan un ajuste adecuado esperando que éstos se estiren con el tiempo, ya que una neuropatía puede impedir

que el diabético sienta la presión proveniente de calzados muy ajustados.

 

presión y no tengan zonas de rozamiento.

 

l Usar calcetines para dormir si los pies se enfrían. En climas fríos, usar calcetines calientes y limitar la exposición al frío para prevenir quemaduras por el frío.


 

En los últimos años la aparición de nuevas fibras en el mercado textil, ha permitido estudiar y desarrollar calcetines pensados exclusivamente con esta finalidad. Ahora nuestro interés es hablar del tema de los calcetines y de su contribución para mejorar la movilidad y el cuidado de los pies de los que sufren molestias en ellos.

 

En el desarrollo de este producto especifico, se tuvieron en cuenta los diferentes factores que intervienen y se consideraron los últimos avances en tecnología para su desarrollo. Las bases para la ejecución del producto y por tanto las especificaciones que debían cumplir los calcetines, fueron:

 

l Material absorbente, muy suave y que no pudiera producir alergias ni rozaduras, por lo que se eligió fibras de 1,2 dtex, o sea muy finas para que el efecto contacto y suavidad fuese máximo.

 

l Se eligió el tipo de maquina más adecuado que permitiera tejer el calcetín según  un estudiado diseño para que no apretase en ninguna parte del pie y al mismo tiempo por su grosor permitiese que se sujetara en la pierna.

 

l Asimismo, debían eliminarse las costuras para evitar la rozadura con los dedos.

 

l En la planta se debía colocarse un tejido  afelpado que permitiese un apoyo más mullido.

 

l Y finalmente se requería que el producto recuperara sus condiciones iniciales después del lavado.

 

l Tras varias pruebas de diseño y tejeduría en fábrica en la que participaron tanto médicos como ingenieros textiles, se obtuvo una partida de prototipos en septiembre de 2004 que se empezaron a ensayar entre personas diabéticas llevando un minucioso control de las pruebas de aceptación y uso con un grupo de 27 personas de diferentes edades y tipos de vida.

 

l Los resultados no pudieron ser más satisfactorios ya que todos los participantes afirmaron encontrarse mucho mejor con el uso de estos calcetines. Gassol, fabricante de medias y calcetines desde 1895, y pionero en el desarrollo de productos y técnicas de fabricación, ofrece bajo la marca CANNON este calcetín en versión hombre y mujer, con diversas líneas de uso (verano, invierno, sport). Los calcetines CANNON están homologados por la ADC, (Associació de Diabètics de Catalunya) a través de un convenio firmado el 4 de abril con su presidenta Dña. Montserrat Soley. Si quiere disponer de más información sobre estos productos, lo puede encontrar en:

www.calcetinesparadiabeticos.info

Más consejos útiles

l Evitar el uso de soluciones antisépticas en los pies, por ser altamente cáusticas, ya que pueden causar daños en la piel.

l Quitarse los zapatos y los calcetines durante las visitas médicas para recordarle al médico que debe examinar los pies.

l Evitar también la aplicación de compresas calientes o botellas con agua caliente sobre los pies. Evitar el contacto con el pavimento o con la arena caliente.

l Informar de inmediato al médico en caso de ulceraciones, cambios y/o signos de infección. Se debe informar de todas las ampollas, contusiones, heridas, ulceraciones o áreas de enrojecimiento.

l Visitar a un podólogo cuando hay problemas en los pies o para remover callos y partes duras; nunca se debe tratar de hacerlo con tratamientos comerciales de venta libre.

l La obesidad puede impedir que la persona esté físicamente capacitada para revisarse los pies, por lo que puede ser necesaria la ayuda de un familiar, vecino o enfermera para realizar esta importante revisión. l 

DIABETESFEDE Nº 7- Pág. 33

Mimo con los pies

Las personas con diabetes suelen tener problemas en los pies. La razón: el daño que pueden causar las complicaciones de la enfermedad a vasos sanguíneos y nervios. De ahí la importancia de un calzado adecuado. Se imponen los zapatos cómodos, de hormas anchas y resistentes (para evitar golpes). A veces conviene usar un número mayor que el habitual para albergar así un calcetín y para permitir que el pie se pueda hinchar (retención de líquidos) durante el día.

 

Como complemento indispensable del zapato, el calcetín tiene un papel fundamental. El fabricante Gassol, con más de 100 años de experiencia, ha hecho suyo este problema y se ha preocupado en analizar con médicos y especialistas todos aquellos factores que intervienen en las lesiones de los pies. Así ha desarrollado las soluciones técnicas que han permitido aliviar los síntomas más relevantes.

 

Problema 1. Efecto retención de líquidos: Clara tendencia a la retención de líquidos, lo que produce una hinchazón. Por su particular construcción, el calcetín diseñado para diabéticos permite una total adaptación al contorno del pie sin apretarlo en ningún momento, a pesar de que éste aumente de tamaño.

 

Problema 2. Efecto transpiración: Se da una “mayor transpiración en los pies”. En ocasiones sólo es una molestia pasajera, pero es muy importante conseguir neutralizarla para evitar que las bacterias aparezcan en un medio con un mayor grado de humedad. El calcetín diseñado para diabéticos está fabricado con un acrílico especial “Duraspun”, que facilita la evacuación de la transpiración del pie. Así se mantiene el equilibrio en el grado de humedad y el pie permanece seco en todo momento. Al mismo tiempo, este calcetín incorpora un tratamiento antibacteriológico que actúa como defensa.

 

Problema 3. Efecto llagado: Aunque su presencia no está generalizada en todas las personas con diabetes, el llagado también es un problema que puede aparecer en el pie diabético. El calcetín para diabéticos ha sido diseñado para evitar cualquier tipo de rozadura, que podría desembocar en una llaga. Todas las costuras y refuerzos del calcetín están diseñados para que NO se encuentren en la parte interna del calcetín, evitando con ello cualquier tipo de molestia interna. En las personas propensas a tener llagas, se recomienda el uso de calcetines en colores claros para poder detectar con mayor facilidad si en algún momento puede sangrar el pie.

 

Problema 4. Frío en los pies: En climas o días fríos, usar calcetines diseñados para diabéticos para dormir si los pies se enfrían. La fibra utilizada evita las quemaduras por frío.

 

Antibacteriológico. Otra ventaja adicional es que el acrílico que usa incorpora tratamientos antibacteriológicos que permiten añadir esta cualidad a los calcetines impidiendo las posibles infecciones en el caso de producirse heridas en los pies.

 

Los calcetines CANNON están reconocidos por la FEDE (Federación de Diabéticos Españoles) y la ADC (Associació de Diabètics de Catalunya) y tiene asignado código nacional por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. L

 

 

DIABETESFEDE Nº 9- Pág. 51

 

Fin del verano y regreso a casa: preocupémonos de nuestros pies

 

¿Cómo puede la diabetes dañar a los pies?

Los niveles altos de glucosa en la sangre dañan los nervios, y esa falta de sensibilidad impide que se adviertan una llaga o corte en los pies. Asimismo, la glucosa obstaculiza una buena circulación de la sangre, necesaria para la curación de llagas e infecciones.

 

¿Qué puedo hacer para cuidarme los pies?

• Lávese los pies todos los días con agua tibia.

• Revísese los pies todos los días para ver si tiene alguna cortadura, lesión, ampolla, enrojecimiento, callosidad u otros problemas.

• Si tiene la piel seca, úntese crema humectante después de lavarse los pies y secarlos. No la utilice entremedio

de los dedos.

• Use una piedra pómez o una lima de cartón para limar suavemente los callos y callosidades. Hágalo después de bañarse o ducharse.

• Córtese las uñas de los pies una vez por semana o cuando sea necesario.

• Siempre use zapatos o pantuflas para protegerse los pies de las lesiones.

• Siempre use calcetines o medias para evitar las ampollas.

• Use zapatos que le calcen bien. Compre su calzado por la tarde, cuando los pies estén más hinchados. Al principio, use los zapatos sólo una ó dos horas diarias.

• Antes de ponerse los zapatos, toque el interior de los mismos y asegúrese de que no tengan bordes cortantes u

objetos que puedan lastimarle los pies.

 

Los calcetines son el mejor complemento a los zapatos, ya que pueden evitarle las ampollas. Elija calcetines:

• De material absorbente, muy suave y que no pueda producir alergias ni rozaduras.

• De grueso suficiente, para proteger el pie dentro del zapato y para que éste no apriete en ninguna parte del pie.

• Sin costuras, para evitar la rozadura con los dedos.

• Con tejido afelpado en la planta, que permita un apoyo más mullido.

 

Gassol, fabricante de medias y calcetines desde 1895, y pionero en el desarrollo de productos y técnicas de fabricación, ha desarrollado un calcetín especialmente para diabéticos, bajo la marca CANNON.  El nuevo calcetín ha incorporado todas las nuevas técnicas existentes.

 

El calcetín diseñado para diabéticos de Gassol, por su construcción permite que no apriete en ningún momento, por lo que no presiona al pie, a pesar de que éste aumente de tamaño.

 

El tipo de punto, la forma en que ha sido tejido, permite un ajuste del tejido del calcetín al pie en todo momento, sin apretar. No dispone de ninguna costura interior del calcetín en contacto con el pie para evitar la formación de ampollas.

 

En el calcetín diseñado para diabéticos, la materia utilizada en su fabricación es un acrílico especial Duraspun, que permite evacuar la transpiración del pie, con lo cual mantiene el pie seco en todo momento. Además, se ha incorporado un tratamiento antibacteriológico que evita cualquier aparición de bacterias producidas por una

mayor humedad del pie.

 

Los calcetines CANNON están reconocidos por la Fede (Federación de Diabéticos Españoles) y la ADC,

(Associació de Diabètics de Catalunya) y tiene asignado código nacional por el Consejo General de Colegios

Oficiales de Farmacéuticos. l

 

 

DIABETESFEDE Nº 11- Pág. 51

 

Llega el invierno: preocupémonos de nuestros pies

Las personas con diabetes, una vez que conocen su enfermedad, deben ser muy cuidadosas en la vigilancia de sus extremidades inferiores. Atención especial a los pies, incluidos los dedos.

 

Manipulación no controlada. Debe extremarse el cuidado de los pies, evitando la manipulación no controlada, sobre todo en el corte de uñas (lo que podría dar origen a lesiones cutáneas de lenta cicatrización).

 

Agentes externos. Evitar actuaciones que en algunos casos pueden considerarse normales, pero que son potencialmente peligrosas, como el uso de bolsas de agua caliente, braseros u otros medios de calentamiento.  Muchas personas con diabetes pueden sufrir afectación de los nervios periféricos. Eso lleva a una pérdida de sensibilidad, que evita la puesta en marcha de los mecanismos habituales de defensa ante la posible agresión de estas fuentes externas de calor. Pueden producirse quemaduras que la persona no percibe.

 

Higiene. La higiene de los pies es imprescindible para evitar cualquier tipo de lesión en zonas cutáneas, a menudo ya deterioradas o con baja resistencia ante cualquier tipo de agresión. Por ello es muy importante la elección del tipo de calcetín o media que se debe usar.

 

Calcetín protector. La elección del calcetín puede tener una gran influencia para evitar lesiones en pies incluidos los dedos. Es recomendable escoger un tipo de calcetín con un grosor que permita proteger el pie y no haga presión ni sobre el pie ni en los dedos. Debe evitarse cualquier prenda que quede demasiado apretada por debajo de la rodilla

 

Materia del calcetín. Otro aspecto destacado en la elección del calcetín es el tipo de materia con que está fabricado. Hay que elegir materias que permitan mantener los pies confortables y secos, para evitar la proliferación de bacterias que se pueden reproducir en ambientes con mayor grado de humedad. Se recomienda elegir materiales sintéticos modificados, como la fibra acrílica, que permite una evaporación de la humedad del pie y lo mantiene fresco y seco durante su uso. Muchas de estas materias ya incorporan en su estructura o tratamiento agentes antibactericidas  que refuerzan su protección frente a estos agentes.

 

Costuras interiores. Los calcetines o medias cortas no deben tener refuerzos o costuras en su parte interior para evitar que se produzcan rozaduras, que pudieran derivar en llagas.

 

Zapatos. Al decidir la compra de los zapatos, recomendamos lleve consigo los calcetines que debe usar y haga su compra por la tarde, que es el momento del día en que los pies se encuentran en su fase de más hinchazón

 

 

 

 

DIABETESFEDE Nº 12- Pág. 51

 

EJERCICIO, CUÁNDO Y CÓMO HACERLO

Al finalizar el invierno es probable que nuestra dieta alimentaria, más alta en calorías, nos haya hecho ganar peso.

 

El ejercicio nos ayuda a perder peso, favorece la elasticidad muscular y mejora nuestra calidad de vida. En el caso de las personas con diabetes tipo 2, el ejercicio mejora el control glucémico. No se trata de hacer maratones, sino de realizar actividades físicas controladas, como caminar, nadar y subir escaleras.

 

Lo aconsejable es hacer ejercicio moderado, como paseos de 30 a 60 minutos, al menos tres veces por semana, o bien ejercicio en una bicicleta estática.

 

Una vez tomada la decisión de hacer ejercicio, conviene echar un vistazo a nuestros pies.

 

Debemos controlar los pies a diario para detectar posibles rasguños, cortes, ampollas, uñas encarnadas, callos y otros problemas, y actuar en consecuencia.

 

Un complemento importante para nuestros pies, son los calcetines, ya que permitirán proteger nuestro pie y evitar muchos de los problemas que se pueden presentar.

 

La selección de los calcetines que vamos a utilizar es un factor muy importante y no es recomendable ponernos los primeros que estén a nuestro alcance.

 

Debemos buscar calcetines que contribuyan de forma eficaz a la protección de nuestros pies y que incorporen materias que permitan tener el pie seco y libre de humedad en todo momento.

 

Calcetín protector. La elección del calcetín puede tener una gran influencia para evitar lesiones en pies, incluidos los dedos. Es recomendable escoger un tipo de calcetín con un grosor que permita proteger el pie y no haga presión sobre el pie o los dedos.

 

Materia del calcetín. Otro aspecto destacado en la elección del calcetín es el tipo de material en que está fabricado. Hay que elegir materias que permitan mantener los pies confortables y secos, para evitar la proliferación de bacterias que se pueden reproducir en ambientes con mayor grado de humedad. Se recomienda elegir materiales sintéticos modificados, como la fibra acrílica, que permite una evaporación de la humedad del pie y lo mantiene fresco y seco durante su uso. Muchas de estas materias ya incorporan en su estructura o tratamiento agentes antibactericidas que refuerzan su protección frente a estos agentes.

 

Costuras interiores. Los calcetines o medias cortas no deben tener refuerzos o costuras en su parte interior, para evitar que se produzcan rozaduras, que pudieran derivar en llagas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DIABETESFEDE Nº 13

Reportaje: Pág. 22-25

Mima tus pies

Las personas con diabetes deben prestar una atención la salud de sus pies. Ante la menor alteración, conviene ir al podólogo. TEXTO REDACCIÓN

El pie diabético es una de las complicaciones más frecuentes de la diabetes. La alteración del sistema nervioso, los problemas de circulación y las infecciones,  pueden causar serias alteraciones en los pies. Sin un control adecuado de la diabetes, los problemas de los pies pueden llegar a complicarse y agravarse.

 

La alteración del sistema nervioso se puede manifestar con la pérdida de la sensibilidad en los pies y, como consecuencia de esta alteración, la persona con diabetes puede no sentir el calor, los golpes o el dolor. También esta alteración en el sistema nervioso periférico puede provocar una sensación de calambres y hormigueos en las piernas y en los pies. Además, se pueden producir deformidades en los pies, como dedos en garra y dedos en martillo, que son puntos de presión anormales que pueden ocasionar ampollas y rozaduras. Las zonas de roce y de presión excesiva pueden provocar la aparición de hiperqueratosis (durezas) que, unidas a problemas de apoyo, ausencia de sensibilidad o trastornos de circulación.

 

Los podólogos subrayan la importancia de escoger un calzado que se adapte a nuestros pies, y no a la inversa

La circulación de la sangre en los pies disminuye con la edad y también como consecuencia de un mal control de la diabetes. La mala circulación y la pérdida de sensibilidad en los pies pueden favorecer que se hagan heridas más fácilmente en los pies y que las lesiones tarden mucho tiempo en curarse.

 

Para prevenir estas lesiones, es muy importante que las personas con diabetes realicen un adecuado cuidado de sus pies y eviten los factores de riesgo, como el tabaco y el alcohol, y realicen ejercicio controlado diariamente. El cuidado de los pies es fundamental. Conviene acudir al podólogo de forma periódica para revisarse los pies.

 

DEBE CONSULTAR AL PODÓLOGO ANTE…

• Corte, heridas o lesiones en los pies.

• Uñas encarnadas o engrosadas.

• Cambios de color en los pies.

• Deformidades en los pies y en los dedos.

• Cambios en la sensación de dolor.

• Aparición de durezas, ampollas, callosidades. El/la podólogo/a es el profesional sanitario especializado en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los pies. No dude en consultarle ante cualquier problema.

 

 

 

El Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos recomienda:

 

l Lavado diario de los pies en agua tibia. La temperatura del agua la pueden comprobar con un termómetro de baño, para evitar quemaduras en pacientes con afectación de la sensibilidad. No dejar los pies en  el agua más de cinco minutos, por el riesgo de maceración, sobre todo a nivel interdigital (entre los dedos). Deben utilizarse esponjas o manoplas suaves, evitando las de crin o las ásperas, y evitar también el uso de cepillos. De esta forma evitaremos la posibilidad de provocar pequeñas erosiones en la piel. Hay que lavar todo el pie, sin olvidar las áreas localizadas debajo y entre los dedos.

 

l Utilización de jabones. La elección del jabón adecuado dependerá de muchos factores, entre los que se incluyen la edad, la textura de la piel, los problemas de la piel… Para los pacientes diabéticos se recomienda la utilización de un jabón neutro o con pH ácido.

 

l Secado exhaustivo. Es muy importante secar bien los pies después del baño, sobre todo en los espacios entre los dedos. El secado debe realizarse mediante contacto con una toalla suave, evitando la fricción para no erosionar la piel.

 

l Hidratación de la piel. La sequedad de la piel que muchos pacientes diabéticos presentan, y que se manifiesta con descamaciones, rugosidades, callosidades y grietas, puede prevenirse y eliminarse con la utilización diaria de cremas, aceites o lociones hidratantes. Existen múltiples productos en el mercado con diversas composiciones que cumplen este objetivo. Por lo general, se utilizan productos específicos para los pies que contengan urea, lanolina o vitamina F. Debe aplicarse una fina capa de crema por todo el pie, evitando los espacios entre los dedos para no provocar maceración. Se debe aplicar un suave masaje para facilitar la óptima penetración del producto.

 

l Después del lavado, el paciente diabético debe revisar sus pies diariamente, para la búsqueda de durezas, grietas, heridas, infecciones, cambios de color, úlceras, etcétera.

 

Para prevenir lesiones, hay que evitar el tabaco y el alcohol, y hacer ejercicio controlado cada día

ELECCIÓN DEL CALZADO ADECUADO

Lo lógico sería que el calzado se adapte a nuestros pies y no a la inversa, por lo que un buen calzado sería el que respetara la fisiología de los pies, es decir, que se adaptara tanto al largo como al ancho del pie. A la hora de elegir el calzado es importante tener en cuenta las diferencias personales: el calzado será diferente según la edad y la actividad que se vaya a realizar, explican desde el Consejo Superior de Colegios Oficiales de Podólogos. La mujer es quien utiliza más frecuentemente un calzado inadecuado. El calzado femenino no ha de ser completamente plano, el tacón debe ser ancho y no debe tener más de tres centímetros de altura. Asimismo, debe ser suficientemente ancho, tanto de antepié como de puntera. Los calzados de puntera estrecha pueden deformar los dedos de los pies, ya que éstos no tienen suficiente espacio para colocarse. Se recomienda el comprar el calzado a última hora de la tarde, ya que a lo largo del día el pie se suele hinchar un poco. Es necesario probar los dos zapatos. El calzado debe ser cómodo desde el primer día, y la aparición de rozaduras y ampollas no la podemos considerar normal.

 

El calzado debe ser de materiales transpirables y flexibles. Es mejor que el calzado sea cerrado y acordonado, de tacón bajo, cómodo y bien ajustado al pie. El traumatismo debido al calzado es el desencadenante más frecuente de las lesiones en los pies. Las personas con diabetes deben usar siempre calzado y evitar caminar descalzos. Con los zapatos, usar siempre medias o calcetines. Las medias y calcetines deben ser de algodón, hilo o lana; de tamaño adecuado; sin costuras, ni remiendos, ni dobleces; ni demasiado holgados, ni demasiado estrechos. No deben utilizarse ligas.

 

 

 

 

.Las personas con diabetes deben acudir al podólogo de forma periódica para revisarse los pies

SE DEBE PRESTAR ATENCIÓN ESPECIAL A:

• Lesiones entre los dedos.

• Durezas en la planta del pie.

• Callosidades en los dedos o entre los dedos.

• Grietas.

• Ampollas.

• Zonas con cambios de coloración.

• Heridas o úlceras.

• Uñas encarnadas. Las uñas demasiado largas, demasiado cortas o mal cortadas, pueden dar problemas y ser causa de infecciones y complicaciones en estos pacientes. En caso de existir lesión o alteración, se deberá acudir inmediatamente al podólogo y aplicarse algún antiséptico tópico de uso común incoloro. l

 

 

La mejor forma de hacerlo es estando sentado y con buena luz. Si se tiene dificultad para realizar un buen examen, puede ayudarse de un espejo. En caso de incapacidad para realizar esta revisión, algún familiar o cuidador deberá ser quien examine los pies.

 

Enfoque individualizado

Algunos expertos creen que las personas con diabetes deberían recibir una educación individualizada, más allá de las grandes indicaciones generales. El caso es que personas con bajo riesgo de desarrollar pie diabético reciben información que no es relevante para su situación actual, y aquéllos que corren un alto riesgo reciben un asesoramiento demasiado superficial para

sus necesidades.

 

Así, pedir a una persona que se examine los pies todos los días, vaya al podólogo con regularidad y limite el tiempo que camina es un tratamiento óptimo si tiene lesiones nerviosas graves de origen diabético (neuropatía). Pero esto tendría un efecto inadecuado y adverso sobre la vida de otra persona que no haya desarrollado esta complicación diabética. En función del nivel de riesgo, los consejos serán diferentes. De este modo, la recomendación de hacer ejercicio, tan importante para la mejora de la salud del paciente, debe ser más precisa en el caso de que el ejercicio implique cargar peso sobre los pies insensibles de la persona con diabetes. En este perfil de riesgo, por ejemplo, se debería recomendar un ejercicio que no implique cargar peso, como la natación o la bicicleta estática.

 

 

DIABETESFEDE Nº 16- Pág. 19

 

 

Después del verano, vuelta a la rutina diaria

La educación en el cuidado del pie

El objetivo de la educación terapéutica en la diabetes es conseguir que las personas se adhieran a hábitos y estilos de vida saludables, utilizando las técnicas y estrategias motivacionales o comportamentales que han demostrado mejores resultados.

 

La educación en el cuidado del pie ha demostrado ser efectiva, especialmente en aquellas personas con un alto riesgo de desarrollar úlceras. Las intervenciones educativas para el cuidado del pie son:

 

Inspección

• Cada día debe efectuarse una observación completa del estado de los pies: dedos, espacios interdigitales, planta y talón.

• Es preciso valorar si existen zonas con eritema, calor, hiperqueratosis o zonas maceradas, especialmente en los espacios interdigitales.

 

Lavado

• Es importante el control de la temperatura del agua, que debe estar a menos de 37 ºC.

• Nunca se introducirá directamente el pie, ya que existe riesgo de quemadura.

• Utilizar jabón neutro o graso según el pH de la piel y aceite de parafina para aguas muy alcalinas.

 

Secado

• Secar los pies con una toalla suave y prestar especial atención a los espacios interdigitales, ya que la humedad favorece las infecciones por hongos.

 

Hidratación

• Hidratar los pies, especialmente en el talón, planta y dorso, evitando los espacios interdigitales.

• Utilizar cremas con alto contenido de urea (entre 15-25%).

 

Corte de las uñas

• Se efectúa después del baño, ya que las uñas están más blandas y se cortan con más facilidad.

• El corte debe ser recto, procurando no dejarlas demasiado cortas.

• Utilizar tijeras de punta roma.

• Para uñas con onicomicosis, onicogrifosis o encarnadas, visitar al podólogo.

Medias-calcetines

 

• Las medias deben ser enteras. No se utilizarán ligas, ya que dificultan la circulación.

• Son recomendables calcetines que protejan de rozaduras y eviten la humedad provocada por el sudor. Se recomienda elegir materiales sintéticos modificados, como la fibra acrílica, que permite una evaporación de la humedad del pie y lo mantiene fresco y seco durante su uso.

• Es recomendable cambiar las medias o calcetines a diario.

 

Calzado

• El uso de calzado inadecuado es la causa más frecuente de úlceras en los pies.

• El calzado tiene una función protectora del pie frente al medio externo.

• No se puede dar recomendaciones generales a todos los pacientes, sino que se debe elegir el tipo de calzado según el tipo de pie.

• Jamás se debe caminar descalzo.

 

Otros aspectos a tener en cuenta

• Evitar focos directos de calor, como estufas o bolsas de agua caliente, ya que, debido a la pérdida de sensibilidad al dolor, al frío o al calor, el paciente se expone al riesgo de quemaduras.

• El sujeto debe saber que cualquier herida es potencialmente un grave problema.

• Ante cualquier problema, se recomienda consultar al equipo asistencial.

 

 

 

 

DIABETESFEDE Nº 17- Pág. 31

 

Conversamos con nuestros pies

EL ESPECIALISTA

Pedro Torrents Barris

Responsable comercial del área de “Atención al diabético” de la firma textil Manufacturas A. Gassol de Barcelona

 

GASSOL, FUNDADA EN 1895, HA VENIDO FABRICANDO DURANTE MÁS DE 115 AÑOS MEDIAS Y CALCETINES. LA EMPRESA DISPONE DE UNA LÍNEA PENSADA EXCLUSIVAMENTE PARA EL CUIDADO DE LOS PIES DE LAS PERSONAS CON DIABETES.

 

 

“Hay unos calcetines que contribuyen a mejorar el cuidado de los pies diabéticos”

¿Por qué debo usar estos calcetines?

Las personas diabéticas tienen un riesgo más elevado de padecer algunos de los síntomas que acompañan a los problemas cardiovasculares, como son la pérdida de sensibilidad y la aparición de heridas y/o llagas. El uso temprano de unos calcetines apropiados, contribuye a reducir algunas de las principales causas que afectan negativamente a los pies diabéticos.

 

¿Qué ventajas ofrecen y qué problemas me resuelven?

Estos calcetines han sido diseñados y fabricados de manera que permiten una adaptabilidad constante al contorno del pie y también en la parte que cubre la pierna, sin tener que hacer uso de los productos elásticos de sujeción que en otros calcetines buscan evitar el deslizamiento del calcetín. El interior es totalmente liso, sin ningún tipo de costura ni cosidos. Esta adaptabilidad se consigue mediante el uso combinado de la actual tecnología de la maquinaria, junto al uso de nuevas materias que permiten el ajuste del punto en función del volumen del pie. Estas prestaciones son muy importantes porque por un lado evitan la presión constante a la que se vería sometido el pie a lo largo del día con otro tipo de calcetín y, por otro, estamos evitando cualquier tipo de rozaduras, que podrían ser el principio de una herida.

 

¿Qué ocurre con estos calcetines si se me hinchan los pies?

La fibra que se utiliza, “Duraspun”, acrílico modificado, facilita una adaptación de forma permanente. Cuando se produce una fase de hinchazón, responde con suavidad y se ajusta a la nueva situación sin producir ningún tipo de apretura. La utilización de nuevas materias, en sustitución del algodón o lana, al igual que ocurre en el deporte, permiten conseguir nuevas prestaciones hasta ahora desconocidas.

 

¿Qué otras ventajas tiene?

Otra característica que afrontamos es el problema de sudoración del pie. Este efecto queda eliminado al usar la fibra “Duraspun”, ya que al incorporar microfibra en su estructura, permite la eliminación de este problema, manteniendo siempre los pies secos.

 

¿Qué calcetín debo usar en invierno o en verano? ¿Son los mismos?

Existen calcetines para uso en invierno y otros más finos, para uso en los meses de primavera y verano. La tecnología de fabricación de ambos calcetines es la misma, variando el grueso del hilo utilizado y la tecnología aplicada en la fabricación del tejido de la planta del pie. El calor o frío que se transmite al pie, viene en su mayor parte del contacto con el suelo a través del zapato y es en la planta del pie donde el calcetín de invierno está dotado de una capa protectora recubierta de un rizo interior que permite mantener el pie a una temperatura estable. En el calcetín de verano, la tecnología usada en el tejido de la planta del pie, evita un calentamiento excesivo de éste. Eso, combinado con el tipo de materia empleada, facilita la evaporación de la humedad interna del pié para mantenerlo seco.

 

¿Y si hago deporte o quiero andar por la montaña?

Para los pies deportistas existe un modelo cuyo diseño está orientado para las necesidades que requiere el tipo

de calzado usado, ya sea en la práctica de deporte o bien por la montaña.

 

Realmente, ¿qué me aportan estos calcetines? 

Este calcetín se ha diseñado después de un largo recorrido de ensayos y pruebas con un grupo numeroso de personas con diabetes, analizando todas y cada una de las especificaciones. Por eso podemos asegurar un mayor confort del pie para la persona que lo usa y también una protección total frente a la posibilidad de que se produzcan heridas o rozaduras. No cura, pero sí que mejora de manera muy notable el confort de los pies, aunque en esta tarea no debemos dejar de resaltar la importancia que tiene también la elección del calzado. Una buena combinación entre el calzado y la elección del calcetín, garantiza un mayor bienestar y protección de los pies.

 

¿Debo tratarlos en el lavado de una manera especial?

Se recomienda el lavado a mano en agua fría, separando los colores más oscuros. No obstante, las pruebas realizadas en centros asistenciales y residencias de la tercera edad, han confirmado la viabilidad de utilizar el lavado a máquina hasta una temperatura máxima de 40º, sin que ello altere en absoluto las prestaciones de la prenda.

 

¿Qué sensaciones tendré cuando los use?

La sensación primera es de descanso y de que no aprietan, es decir, de comodidad. El pie nota una sensación de protección, fruto de la carencia de elastómeros que aprieten, y también aprecia el bienestar que acompaña a la calidez de la fibra “Duraspun” que lo envuelve y protege. También se manifiesta una agradable sensación de pie seco en aquellos casos en que haya síntomas de sudoración.

 

¿Qué más añadiría sobre estos calcetines?

Hace ya más de 25 años que estoy vinculado al sector textil en la venta de calcetería y hace siete años que inicié con gran ilusión este nuevo proyecto tan especializado como son los “calcetines para diabéticos”. El objetivo es que su difusión y comercialización en toda España, contribuya a fomentar las buenas praxis en el cuidado de los pies diabéticos. Durante estos siete años he tenido la oportunidad de mantener contactos personales a través de ventas directas con numerosas personas que han consumido nuestros productos y puedo afirmar que, de forma mayoritaria, las opiniones de uso han sido siempre muy favorables. Según dicen los mismos usuarios, este calcetín cubre las necesidades de protección y comodidad que estaban buscando.

Estas opiniones son, sin duda, el mejor argumento que tenemos para hacer llegar este mensaje a todas las personas con diabetes. l

 

 

 

 

 

DIABETESFEDE Nº 19- Pág. 28 y 29

 

Revisemos nuestros pies antes de hacer ejercicio

 

Nos acercamos al buen tiempo y es el momento oportuno para recuperar nuestros paseos y nuestro nivel de ejercicio

 

Recordemos que, para la persona con diabetes, es fundamental incorporar la actividad física a la rutina diaria ya que, además de ayudar a perder peso y a ganar elasticidad muscular, contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas. Y es que contribuye a controlar los niveles de glucosa en sangre, facilitando así una mejor gestión de la diabetes.

Cuando hablamos de actividad o ejercicio físico, no estamos pensando en el deporte de competición, ni en hacer maratones, sino que nos estamos refiriendo a actividades como

caminar, ya sea de paseo por la ciudad o por el campo.

 

El caminar se ha demostrado que es un ejercicio muy saludable. Si lo hacemos de una manera habitual y logramos caminar alrededor de hora y media al día, mejoraremos nuestro estado físico y conseguiremos una mayor calidad de vida.

 

Si pensamos que este objetivo es demasiado ambicioso, podemos plantearnos paseos de 30 a 60 minutos, al menos tres veces por semana.

 

Una vez tengamos claro que vamos a hacer ejercicio –el médico nos ha dicho que no hay ninguna contraindicación–, conviene echar un vistazo a nuestros pies.

 

El cuidado de los pies es siempre fundamental, pero para una persona con diabetes  lo es aún más. En el cuidado de los pies hay dos elementos que debemos tener muy en cuenta: los zapatos y los calcetines.

 

Sobre los zapatos hay una serie de recomendaciones que, no por el hecho de ser conocidas, debemos dejar de repetirlas:

 

l No use calzado incómodo o ajustado que le roce o lesione los pies. Si ya ha tenido problemas con zapatos que no le quedaban bien, quizá podría plantearse ir adonde le hagan zapatos a su medida.

 

l Compre el calzado nuevo al final del día, cuando sus pies estén algo hinchados. Si el calzado le resulta cómodo cuando sus pies están hinchados, probablemente será cómodo durante todo el día.

 

l Ablande los zapatos nuevos poco a poco, usándolos no más de una hora al día durante varios días.

 

l Cambie su calzado y sus calcetines todos los días. Tenga al menos dos pares de zapatos para que pueda alternar los pares día por medio.

 

l Revise el interior del calzado todos los días para controlar que no haya ciertos elementos, como gravilla o partes descosidas, dentro del zapato. Estos elementos podrían rozar contra sus pies y provocarle ampollas o úlceras.

 

Cuando nos referimos a los calcetines, esta prenda tan corriente y a menudo olvidada, resulta que su función es muy importante cuando buscamos el confort y la protección del pie. Nos ayudan a mejorar la calidad de vida, porque contribuyen a que podamos andar y desplazarnos  sin que nos duelan o molesten los pies.

 

Los calcetines son los responsables de ofrecernos una capa extra de protección entre el zapato y el pie. Para que esto sea así, debemos seleccionar con detenimiento los calcetines que pueden proporcionarnos dicha protección y evitar la tentación de ponernos cualquier prenda que se encuentre a nuestro alcance.

 

Una vez tengamos claro que vamos a hacer ejercicio –el médico nos ha dicho que no hay ninguna contraindicación–, conviene echar un vistazo a nuestros pies

Debemos buscar calcetines que garanticen la protección de nuestros pies y cuyo diseño sea el adecuado para el cuidado y protección del pie del diabético, incorporando materias y características que reduzcan y eviten los problemas que se presentan en el pie de la persona con

diabetes.

 

Seguidamente citamos algunas de las características que debería tener el calcetín que vamos a utilizar.

 

l El calcetín debe ser un elemento protector. La elección del calcetín puede tener una gran influencia para evitar lesiones en los pies, incluidos los dedos. Es recomendable escoger un tipo de calcetín con un grosor que permita proteger el pie y no efectúe presión ni sobre el pie ni en los dedos.

 

l Materia del calcetín. Otro aspecto destacado en la elección del calcetín es el tipo de materia en que está fabricado. Hay que elegir materias que permitan mantener los pies confortables y secos, para evitar la proliferación de bacterias que se pueden reproducir en ambientes  con mayor grado de humedad. Se recomienda elegir materiales sintéticos modificados, como la fibra acrílica, que permite una evaporación de la humedad del pie y lo mantiene fresco y seco durante su uso. Muchas de estas materias ya incorporan en su estructura o tratamiento agentes antibactericidas que refuerzan su protección frente a estos agentes.

 

l Costuras interiores. Los calcetines no deben tener refuerzos o costuras en su parte interior, para evitar que se produzcan rozaduras, que pudieran derivar en llagas.

 

l Calcetines que no compriman. El pie del diabético tiene tendencia a hincharse durante el día, por lo que precisa  un calcetín que permita este aumento del pie sin causar presión. Los calcetines

diseñados para diabéticos pueden tener en su construcción estas características y, por tanto, te permite disponer de un mayor confort para los pies.

 

Existen en el mercado calcetines que cumplen estas características y que están reconocidos por la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE) y que a su vez están respaldados por los comentarios favorables de sus usuarios. Nos referimos a la línea de calcetines para diabéticos CANNON del fabricante centenario GASSOL.

 

CONTRIBUCIÓN A LOS DIABETICOS

CONTRIBUCIÓN A LOS DIABETICOS

El cuidado de los pies es un consejo muy repetido por toda la comunidad científica que trabaja en la lucha contra la diabetes y pretende evitar que la protección imprescindible de esta parte tan importante de nuestro cuerpo soporte un nivel de presión y/o incomodidad que pueda generar problemas de circulación en la persona diabética.

 Calcetines para diabéticos.- Nuestra aportación como fabricantes textiles ha sido analizar en profundidad los síntomas y/o quejas más usuales que se observan entorno al uso de estas prendas y mediante la aplicación de nuevas técnicas de producción combinadas con el uso de fibras de tacto esponjoso nos ha permitido desarrollar un producto cuyas pruebas de uso han resultado idóneas para combatir dichos síntomas.

Ahora desde GASSOL estamos en condiciones de ofrecer a las personas diabéticas una prenda que por su diseño, acabados y composición de fibras supone un paso decisivo para conseguir el objetivo médico recomendado para este colectivo.

El bienestar de los pies.

Las características más sobresalientes de estas prendas son:

-    Ajuste ergonómico en las pantorrillas.

  • La planta del pie ( en su parte interna) esta afelpada para el descanso del pie.
  • La costura de cierre en la puntera está tejida al revés para evitar roces.
  • La composición de las fibras (acrílico con DURASPUN) facilita la sensación de frescor porque actúa como dispersor del calor.

LOS CUIDADOS DE LOS PIES PARA LAS PERSONAS DIABETICAS

LOS CUIDADOS DE LOS PIES PARA LAS PERSONAS DIABETICAS

Las personas con diabetes son propensas a tener problemas en los pies debido a que las complicaciones de esta enfermedad pueden ocasionar daño a los vasos sanguíneos y los nervios.

Por ello es necesario tomar precauciones con el calzado y los calcetines o medias para poder tener una mejor calidad de vida.

Existen ya unos consejos que no por sabidos no es necesario recordar sobre los calcetines y zapatos

CONSEJOS SOBRE LOS ZAPATOS Y LOS CALCETINES

Usar zapatos que protejan los pies de lesiones en todo momento. De otro modo, si la persona tiene problemas de visión y menos capacidad para detectar el dolor, es posible que no note cortaduras o protuberancias menores.

Proteger los pies con zapatos cómodos, que ajusten adecuadamente. Nunca se deben comprar zapatos que no tengan un ajuste adecuado esperando que éstos se estiren con el tiempo, ya que una neuropatía puede impedir que el diabético sienta la presión proveniente de calzados muy ajustados.

Controlar el interior de los zapatos en busca de áreas ásperas o pedazos desprendidos que puedan causar irritación.

Cambiar de zapatos después de 5 horas de uso en un día, para alternar los puntos de presión.

Evitar el uso de sandalias de tiras o de calcetines con costuras que puedan causar puntos de presión.

Usar a diario medias limpias y secas o medias de nylon no ceñidas, ya que éstas suministran una capa adicional de protección entre el zapato y el pie.

Elegir calcetines gruesos que no ejerzan presión y no tengan zonas de rozamiento

Usar calcetines para dormir si los pies se enfrían. En climas fríos, usar calcetines calientes y limitar la exposición al frío para prevenir quemaduras por el frío.

MÁS CONSEJOS ÚTILES

Evitar el uso de soluciones antisépticas en los pies, por ser altamente cáusticas, ya que pueden causar daños en la piel.

Quitarse los zapatos y los calcetines durante las visitas médicas para recordarle al médico que debe examinar los pies.

Evitar también la aplicación de compresas calientes o botellas con agua caliente sobre los pies. Evitar el contacto con el pavimento o con la arena caliente.

Informar de inmediato al médico en caso de ulceraciones, cambios y/o signos de infección. Se debe informar de todas las ampollas, contusiones, heridas, ulceraciones o áreas de enrojecimiento.

Visitar a un podólogo cuando hay problemas en los pies o para remover callos y partes duras; nunca se debe tratar de hacerlo con tratamientos comerciales de venta libre.

La obesidad puede impedir que la persona esté físicamente capacitada para revisarse los pies, por lo que puede ser necesaria la ayuda de un familiar, vecino o enfermera para realizar esta importante revisión

En los ultimos años la aparicion de nuevas fibras en el mercado textil, ha permitido estudiar y desarrollar calcetines desarrollados exclusivamente con esta finalidad.

Ahora nuestro interes es hablar del tema de los calcetines y de su aportación a mejorar la movilidad y el cuidado de los pies de los que sufren molestias en ellos .

En el desarrollo de se producto especifico, se tuvo en cuenta los diferentes factores que intervienen y se tomaron los ultimos avances en tecnología para el desarrollo de ellos.

Las bases para la ejecución del producto y por tanto las especificaciones que debian cumplir los calcetines, fueron:

Material absorbente, muy suave y que no pudiera producir alergias ni rozaduras, por lo que se eligió fibras de 1,2 dtex, o sea muy finas para que el efecto contacto y suavidad fuese máximo.

Se eligió el tipo de maquina más adecuado para que el calcetín no apretase en ninguna parte del pie y al mismo tiempo por el grosor de este permitiese que se aguantase en la pierna.

Debian eliminarse las costuras para evitar la rozadura con los dedos

En la planta se debia colocarse un tejido afelpado que permitiese un apoyo sobre un tejido más mullido

El producto en cuanto se lava vuelve a recuperar sus condiciones iniciales.

El producto obtenido y que debia cumplir estas especificaciones se obtuvo finalmente en septiembre del 2004 y se empezó a ensayar y a utilizar entre personas diabéticas para tener una respuesta al producto, obteniéndose en todos los casos de que se encontraban mucho mejor y que mejoraban su sensación en los pies.

Dentro de esta preocupación por parte de Gassol, ´con gran experiencia en la fabricación de medias y calcetines, pues se remonta a una industria creada en 1895, de buscar productos especificos para necesidades especificas ha creado unos calcetines para

Hombre y mujer

Y en tres lineas

Invierno

Verano

Sport

Estas tres lineas determinan muy claramente las epocas o circunstancias de uso

En esta linea de actuación de control y ensayo de producto, se contactó con ADC, l´ Associacio de Diabètics de Catalunya con el cual se firmó un Convenio el 4 de abril con su presidenta Dña Montserrat Soley de colaboración y patrocinio.

¡LO MAS IMPORTANTE EN EL CUIDADO DE LOS PIES EN DIABETICOS ES PREVENCION!!!

El cuidado de los pies puede mejorar su calidad de vida y prevenir problemas muy serios.

Usted puede prevenir o reducir la mayoría de los problemas del pie con las recomendaciones ya mencionadas incluyendo los chequeos diarios de los pies, visitas frecuentes al medico, y el control de diabetes.

También, la perdida de peso puede reducir la presión en los pies.

Tiene que visitar su doctor una vez por año(por lo menos) para una examen de sus pies. Si tiene problemas con sus pies, necesita hacer citas con más frecuencia.

Tenga en consideración de que si tiene una serie de cuidados al adquirir los zapatos y calcetines puede de una manera simple mejorar su sensación de comodidad en una parte tan importante como son sus pies y va a contribuir en mejorar sus movimientos y desplazamientos y asumir menores riesgos.

ENQUESTA CAMPAMENT JUVENIL D'ESTIU 2007

ENCUESTA CAMPAMENTO JUVENIL DE VERANO 2007

Una encuesta entre los participantes (44 chicos y chicas de entre 6 y 18 años) después de hacer uso durante 15 días los calcetines Gassol para personas con diabetes, ha dado los siguientes resultados:

Buena /Muy Buena

Regular

Mala

Comodidad 95% 5% 0%
Sensación al tacto 91% 8% 1%

 

SI

NO

Aprietan 2% 98%
Pies descansados 97% 3%


A la pregunta de si son atractivos visualmente la respuesta ha sido un 55% que NO y el resto que SI.

La conclusión es evidente: Los calcetines son muy útiles y prácticos para personas con problemas de diabetes

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilización de cookies

Una cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un USUARIO o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.

Las cookies utilizadas en la web se asocian únicamente con el navegador de un ordenador determinado, y no proporcionan por sí mismas el nombre y apellidos del USUARIO. Gracias a las cookies, resulta posible que M. Gassol reconozca las preferencias sobre los contenidos de la Web seleccionadas en visitas anteriores por el USUARIO, para poder recordar sus preferencias sin que tenga que volver a seleccionar en visitas posteriores.

La información que le proporcionamos a continuación, le ayudará a comprender los diferentes tipos de cookies:

-          Cookies de sesión: son cookies temporales que permanecen en el archivo de cookies de su navegador hasta que el USUARIO abandone la página web, por lo que ninguna queda registrada en el disco duro del USUARIO. La información obtenida por medio de estas cookies, sirven para analizar pautas de tráfico en la web. A la larga, esto nos permite proporcionar una mejor experiencia para mejorar el contenido y facilitando su uso.

-          Cookies permanentes: son almacenadas en el disco duro y nuestra web las lee cada vez que un USUARIO realiza una nueva visita. Una web permanente posee una fecha de expiración determinada. La cookie dejará de funcionar después de esa fecha. Las utilizamos, generalmente, para facilitar los servicios de contratación y registro.

La web de M. Gassol utiliza principalmente:

-          Las cookies estrictamente necesarias como por ejemplo, aquellas que sirvan para una correcta navegación o las que permitan realizar el pago de bienes o servicios solicitados por el USUARIO o cookies que sirvan para asegurar que el contenido de la página web se carga eficazmente.

-          Las cookies de terceros como por ejemplo, las usadas por redes sociales, o por complementos externos de contenido como, por ejemplo,  Google , FaceBook.

-          Las cookies analíticas con propósitos de mantenimiento periódico, y en aras de garantizar el mejor servicio posible al USUARIO, la web hace uso normalmente de cookies "analíticas" para recopilar datos estadísticos de la actividad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios Si continua navegando,consideramos que acepta su uso. El USUARIO tiene la posibilidad de configurar su navegador para ser avisado en pantalla de la recepción de cookies y para impedir su instalación en su disco duro, pero ha de tener en cuenta que esta acción puede repercutir en el correcto funcionamiento de los servicios contratados. En la configuración del navegador (ej. Internet Explorer, Safari, Firefox, Chrome) el USUARIO podrá configurar qué galletas quiere aceptar o rechazar. Puede encontrar dicha información en los siguientes enlaces:

-          Chrome: https://support.google.com/chrome/answer/95647?hl=es

-          Firefox: http://support.mozilla.org/es/kb/habilitar-y-deshabilitar-cookies-que-los-sitios-we

-          Internet Explorer 9: http://windows.microsoft.com/es-es/windows7/how-to-manage-cookies-in-internet-explorer-9

-          Safari: http://www.apple.com/es/privacy/use-of-cookies/

Por favor, consulte las instrucciones y manuales de su navegador para ampliar esta información.